Manuel Posada Noriega, el gran urbanista de la Villa Indiana

En el pueblo ribadedense de Vilde nació en 1858 Manuel Posada Noriega, que posteriormente se convertiría en el gran urbanista de la arquitectura indiana de la Villa de Colombres.

Corría el año de 1858 cuando nació en la pequeña población ribadedense de Vilde Manuel Posada Noriega, empleado de cantera que llegó a maestro de obra y empleador de dos centenares de operarios. Posada Noriega fue el maestro de obra de los indianos originarios de Ribadedeva que, con cargo a su fortuna, llenaron a la Villa Indiana de magníficos palacios.

Manuel Posada tuvo un vínculo familiar con el Conde de Ribadedeva.

Manuel Posada provenía de una familia de canteros de Ribadesella, y su vínculo familiar con el Conde de Ribadedeva —era primo de Manuel Ibañez Posada— le abrió las puertas a una selecta clientela de indianos ribadedenses que hicieron fortuna y quisieron edificar en su tierra de origen.

Para su primo el Conde de Ribadedeva construyó, hacía 1888, una casona de estilo francés en la finca de Las Raucas —junto con un maestro de obras francés llamado Edouard Brudard—, obra que se cree que le dio el empuje necesario para popularizarse como maestro de obras, pero para quién más trabajó fue para la familia Sánchez Escalante —la familia indiana más prolífica de la Villa de Colombres—, empezando por la reforma de la conocida como Mansión del Abuelo de Victor Sánchez Escalante, pasando por la construcción de La Casa Roja, y terminando en La Casa de Piedra o La Casa de las Palmeras.

Manuel Posada construyó su propia vivienda en Colombres llamada Villa Vicenta, en honor a su esposa Vicenta Noriega Laso.

Manuel Posada también construyó viviendas para otras personas populares en Ribadedeva como Íñigo Noriega Mendoza, Antonio Basagoiti, o Ulpiano Cuervo, e incluso construyó su propia vivienda llamada Villa Vicenta en honor a su esposa Vicenta Noriega Laso. También cabe destacar que participó en la construcción de la mayor obra arquitectónica de la Villa Indiana… participó en la construcción de La Quinta Guadalupe.

La actividad de Manuel Posada no se redujo a la geografía de Ribadedeva, sino que se extendió a Llanes, Peñamellera, Ponga, Ribadesella, o Potes en la zona cántabra. Además también tuvo tiempo, en 1884, de ocupar el cargo público de perito facultativo del Ayuntamiento de Ribadedeva, lo que le permitió intervenir en obras de carácter público la traída de aguas, la casa rectoral, o la casa consistorial.

Posada Noriega también ejecutó obras para la construcción de carreteras, puentes, y otras infraestructuras de comunicaciones.

Posada Noriega también ejecutó obras para la construcción de carreteras, puentes, y otras infraestructuras de comunicaciones que fueron vitales para la conexión entre Asturias y Cantabria.

No hay ninguna duda de que Manuel Posada Noriega fue el maestro de obra de las familias indianas que retornaron parte de su fortuna a la Villa de Colombres en forma de obras arquitectónicas, un patrimonio de incalculable valor en la actualidad. Y por ello es acreedor del honor de ser el gran urbanista de la arquitectura indiana de la Villa de Colombres.