La Casa de Piedra de Ana Sánchez Escalante

Frente a la famosa Casa Roja de Colombres se encuentra la Casa de Piedra, otra construcción ribadedense más de los prolíficos hermanos Sánchez Escalante, siete hermanos de los cuáles cinco terminaron por construir casa en la Villa.

En el barrio de El Redondo, en la zona alta de la Villa, existen edificaciones de gran valor, destacando la Casa Roja, por ejemplo. Pero, quizás, llame más la atención la edificación que está justo frente a la mencionada… la Casa de Piedra.

Cinco de los hermanos Sánchez Escalante terminaron por construir casa en Colombres.

La Casa de Piedra es otra construcción ribadedense más de los prolíficos hermanos Sánchez Escalante; siete hermanos, los hijos de Rafael Sánchez Caso, vecino de Colombres, y Teresa Escalante Valle, del cercano pueblo de Noriega. Cinco de los hermanos terminaron por construir casa en Colombres.

La edificación fue promovida por Ana Sánchez Escalante y terminó, un tiempo después, en manos de otro emigrante enriquecido: Pío Noriega.

Victor Sánchez Escalante encargó a Manuel Posada Noriega la rehabilitación de la casa familiar llamada la Mansión del Abuelo.

En el año 1890 Victor Sánchez Escalante encargó a Manuel Posada Noriega —constructor local y primo del Conde de Ribadedeva— la rehabilitación de la casa familiar llamada la Mansión del Abuelo. A partir de ahí Manuel Posada ejecutó los encargos del resto de hermanos.

En la década de los años veinte Ana Sánchez Escalante encargó a Manuel Posada la construcción de una casa en Colombres, y allí trabajó la cuadrilla de doscientos canteros de Posada Noriega que provenían de la comarca cántabra de Trasmiera; piedra con arte cántabro para una villa asturiana situada en la frontera con aquella región vecina.

«Es un edificio de gran calidad con un interesante proyecto que une elementos procedentes de la arquitectura montañesa…»

Delante de la puerta principal de la finca figura una placa en la que se puede leer el mensaje: «Es un edificio de gran calidad con un interesante proyecto que une elementos procedentes de la arquitectura montañesa, bien visibles en la torre con gran alero y arquería alta, con otros de distinto origen, como el cuerpo en chaflán y hastial».

En la actualidad, la Casa de Piedra está rehabilitada y es la actual sede de la Casa de Cultura y Biblioteca de la Villa Indiana, además de tener allí su sede alguna que otra institución.