La Casa de los Leones

La Casa de los Leones es una peculiar construcción, diferente a cualquier otra en la Villa de Colombres, que está situada en la parte alta del pueblo.

La Casa de los Leones, señalada en algunas fuentes como eclecticista y modernista, es una vivienda situada en la parte alta de la villa denominada así por una escultura de la cabeza de un león existente en el dintel del balcón principal de la edificación.

La Casa de los Leones fue promovida por Francisco Sánchez Escalante una vez que había vuelto de Cuba a la Villa Indiana en el año 1886.

Una vez más hemos de recurrir a la prolífica familia Sánchez Escalante, ya que La Casa de los Leones fue promovida por Francisco Sánchez Escalante, una vez que había vuelto de Cuba a la Villa Indiana en el año 1886. Construida en 1897, en realidad la casa fue un encargo para su hijo Francisco Sánchez Villaverde.

Como dato adicional es importante comentar que dos años después, en 1899, nació Francisco Sánchez Noriega, hijo de Sánchez Villaverde, y por tanto nieto de Francisco Sánchez Escalante. Franciso Sánchez Noriega fue un recordado médico en la Villa Indiana conocido como Don Paco. Y el dato a destacar es que La Casa de los Leones está en la calle que lleva su nombre, y al final de esa misma calle se puede encontrar una estatua con su busto, obra en recuerdo del recordado y añorado médico local.

La Casa de los Leones es una edificación que destaca, por su diferencia, en el conjunto de las clásicas edificaciones de la Villa de Colombres.

La edificación cuenta con una peculiar cúpula, llamativa a todas luces, que corona a una galería, acompañando al conjunto un magnífico mirador descubierto a un lado. Es sin duda una edificación que destaca, por su diferencia, en el conjunto de las clásicas edificaciones de la Villa de Colombres. Otro dato curioso es que se menciona en diversas fuentes que fueron utilizados materiales baratos para su construcción. En su interior existe una curiosa galería de fotografías de la familia.

La ejecución de la obra se otorga al maestro de obra más famoso de la Villa IndianaManuel Posada Noriega, aunque en algunas fuentes hablan de una participación «secundaria», sin especificar el motivo. En otras fuentes le otorgan la autoría de la edificación sin género de duda.

En muchas fuentes se menciona erróneamente que fue construida en el año 1920 para el médico Francisco Sánchez Noriega.

Respecto a la información que se puede encontrar sobre la edificación, cabe decir que resulta contraproducente que, en diversas fuentes, se mencione erróneamente que fue construida en el año 1920 para el médico Francisco Sánchez Noriega. Y ese dato del año 1920 no aparece en una fuente aislada, sino en muchas repartidas por el largo espacio que ocupa Intenet.