La Mansión del Abuelo: la primera casa de Indianos de la Villa de Colombres

La Mansión del Abuelo es considerada la primera casona de Indianos de la hermosa Villa de Colombres. Y perteneció a una familia ribadedense muy importante… los Sánchez Escalante.

En el barrio de El Redondo quizás no sea la Mansión del Abuelo la casona de Indianos que más destaque, pero es la más antigua. Y la persona que la construyó fue el hermano mayor de una importante saga familiar: Víctor Sánchez Escalante.

Cinco de los hermanos Sánchez Escalante terminaron por construir una vivienda en Colombres.

Siete fueron los hermanos Sánchez Escalante… los hijos de Rafael Sánchez Caso, vecino de Colombres, y Teresa Escalante Valle, del cercano pueblo de Noriega. Cinco de ellos terminaron por construir una vivienda en Colombres. Por ejemplo, la Casa de Piedra que fue promovida por Ana Sánchez Escalante o la Casa Roja construida por Eduardo Sánchez Escalante.

En el año 1844 nació en Ribadedeva Víctor, el mayor de los hermanos, y fue el primero en emigrar a Cuba cuando contaba 13 años, en 1857. Allí fundó La Fortuna, un negocio dedicado a la fabricación y exportación de telas. Finalmente, los hermanos terminaron por viajar a Cuba para trabajar al lado de Víctor en su fábrica.

En el año 1883 fue terminada la vivienda siendo, posiblemente, la primera Casona de Indianos de la Villa de Colombres.

En el año 1882 Víctor regresó de su exilio voluntario en Cuba a su Colombres natal, y en el barrio El Redondo hizo construir su nueva casa, anexa a la de sus padres. En el año 1883 fue terminada la vivienda siendo, posiblemente, la primera Casona de Indianos de la Villa de Colombres.

La vivienda sufrió su primera renovación en el año 1894, cuando fue levantada la galería del frente del tercer piso. En el año 1932, al fallecer su propietario Víctor, su hijo Aurelio heredó la vivienda y rehabilitó su interior.

En el año 1994 su nieta Carmelina bautizó a la vivienda con el nombre de La Mansión del Abuelo.

A diferencia de otras casonas de indianos, la construida por Víctor siempre ha estado en manos de la familia… y en el año 1994 su nieta Carmelina ejecutó una nueva rehabilitación… y en ese momento es cuando bautizó a la vivienda con el nombre de La Mansión del Abuelo, en honor a todos los abuelos que la habitaron: Víctor Sánchez Escalante, Aurelio Sánchez Grimany, y su marido José Antonio Roca Ballesta.

Un dato interesante es que Carmelina y su marido, ambos nacidos en Cuba, restauraron todo el mobiliario, y Carmelina confeccionó a mano cortinas, tapetes, cojines y muchos otros detalles decorativos, persiguiendo la idea de rehabilitar el espíritu con el que nació la vivienda de manos de su abuelo.

En uno de los salones de la primera planta de la casona se encuentra el retrato de Víctor.

Todas las habitaciones reproducen con fidelidad aquello que un día levantó Víctor. En uno de los salones de la primera planta de la casona se encuentran su retrato y el de su esposa, y a su lado están los retratos de los primeros herederos del inmueble, su hijo Aurelio Sánchez Grimany y su mujer.

No hay duda de la importancia de los Sánchez Escalante en la Villa de Colombres, y tampoco hay duda alguna de la importancia de La Mansión del Abuelo en la Villa Indiana… es un bien a proteger.